fbpx

Ahorrar también impulsa la economía

Como se sabe el BUEN FIN es una estrategia implementada en nuestro país desde el 2011, el cual inició como la mejor apuesta para impulsar la economía, sin embargo, no tiene novedad del resto de las iniciativas hechas en otros países como EEUU, mientras que la mitad de los consumidores estadounidenses esperan los descuentos, en México el mercado responde a otro tipo de ofertas, como los “meses sin intereses”.

Los mexicanos no necesitan de un BUEN FIN”, sino de un día del ahorro donde se haga énfasis en cuentas y no en deudas, expuso Gerd Weissbach, director general de América Latina y el Caribe de la fundación de cajas de ahorro de Alemania, en la Reunión de Inclusión Financiera para el Crecimiento, realizada el pasado jueves 22 de agosto en Cancún, Quintana Roo.

En México, casi el 40% de la población no ahorra y quienes sí lo hacen, utilizan mecanismos informales como: tandas, debajo del colchón, préstamos familiares, etcétera. No es fácil aceptarlo, pero la mayoría de las personas, sin importar su nivel de estudios, son analfabetas financieras.

Un usuario informado exige más a las instituciones financieras y logra mayores beneficios con sus decisiones de ahorro e inversión.

-Que la finalidad no sea ahogarse en el crédito, porque es mucho más eficiente y sano consumir con el dinero ahorrado, dijo Weissbach durante el Encuentro Latinoamericano y del Caribe de la fundación. -A través de esa forma, se impulsa la economía, de una forma sana, no con algo que no tenemos. Una alternativa es empezar con los niños a través de educación financiera, detalló.

Menos del 50% de los mexicanos utiliza servicios bancarios. Por tanto, desconoce los beneficios que podría obtener al ahorrar, invertir y administrar de mejor manera su dinero.

¡Comienza a educarte!

Sólo con opciones formales puedes lograr que tu dinero crezca, a través del pago de intereses. Cerciórate de que la tasa de interés que vas a ganar sea, al menos, igual a la de la inflación; sólo de esta manera te aseguras de que, con tu dinero, vas a poder comprar lo mismo en uno, dos o más años.

Somos cortoplaceros

Además de ahorrar de manera informal, los mexicanos lo hacen pensando en el corto plazo, para cubrir emergencias o metas personales inmediatas. En último lugar se encuentran motivos como el retiro y la inversión.

Si hicieras aportaciones regulares en una institución financiera formal (por ejemplo, mensuales), dejando que los intereses que ganes se vayan acumulando (a esto se llama interés compuesto), lograrías reunir una cantidad más elevada en menos tiempo. Esto es muy importante porque implica que con montos de inversión mínima ($100 o $500 mensuales en periodos de 20 a 30 años) puedas formar un ahorro considerable: de varios miles de pesos e incluso millones.

Es por esto que es posible lograr metas “costosas” con un mínimo esfuerzo si empiezas temprano o planeas el ahorro a largo plazo. No es lo mismo ahorrar para pagar la universidad de los hijos cuando entran a la secundaria (tendrías seis años de ahorro) que cuando nacen (tendrías 18 años).

Borramos el futuro

Es cómodo seguir la filosofía de “Dios proveerá” e ignorar el refrán que dice “ayúdate que yo te ayudaré”. Un claro ejemplo de ello es el ahorro para el retiro laboral. Hoy en día, casi la mitad de los mexicanos siguen pensando que no es necesario ahorrar para cuando sean viejos, y confían en que sean sus hijos quienes se ocupen de sus necesidades en el futuro.

Nada más erróneo. La solución financiera del retiro está en tus manos, y es hoy cuando tienes que planear y actuar para alcanzar todos y cada uno de tus objetivos o metas financieras, incluido el retiro, aunque tengas 20 o 25 años. De hecho, es mejor iniciar a esa edad.

Una alternativa de ahorro de mediano y largo plazo, altamente recomendable son las Afore; opción que muy pocos aprovechan. Estamos hablando de rendimientos promedio de más de 6.7%, en términos reales, es decir, más alta que la tasa de inflación desde que se crearon las Afore en 1998.

Opciones de ahorro – inversión.

Instrumento

Inversión o ahorro mínimo

Rendimiento promedio

(5 años)

Cuentas de ahorro

$ 500.00

Menos del 1%

Pagarés bancarios

$ 5,000.00 en adelante

De 1% a 5% según inversión

Cetesdirecto

$ 100.00

4%

Afore (aportaciones voluntarias)

$ 100.00

13.3%

Sociedades de inversión

De 2 a 10 mil pesos

Variable

Fuente: Bancos, CONSAR, Operadoras de Fondos de Inversión y el Banco de México.

“No me alcanza”

Muchas personas dicen que no ahorran porque sus ingresos son tan bajos que sólo les alcanza para cubrir sus necesidades básicas e incluso hay quincenas que tienen que pedir prestado.

En realidad, todos, si queremos, podemos ahorrar. Un peso diario se convierte en $30.00 al mes y en $365.00 al año. Si ahorras $10.00 al día tendrás $300.00 al mes y $3,650.00 al año. ¡Imagínate en 30 años! Sin considerar el efecto de los intereses, reunirías, al menos $109,500.00.

¡Piénsalo! seguro que $10.00 o más, los gastas diariamente en alguno de los rubros que conocemos como gastos hormiga: propinas, botanas, café, cigarros, etcétera.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Dejanos saber tu Comentario